viernes, 26 de febrero de 2016

De la Antigua Roma a Star Wars


Es de todos bien sabido que en la Antigua Roma se practicaban numerosos deportes y se realizaban espectáculos de todo tipo. De entre estos últimos podríamos destacar los juegos de gladiadores, las matanzas de animales salvajes o las carreras de carros.

Las tradicionales carreras de carros llegaron directamente desde la tradición Griega, específicamente de los Juegos Olímpicos. Levantaban pasiones entre los romanos y ayudaban a que los cónsules menos populares durante su propio consulado se ganaran el apoyo del pueblo realizando juegos de dicho calibre e incluso aportando dinero propio para la realización de estos.

Podríamos equiparar el valor que se le daba a estas carreras al valor que hoy en día tiene en la calle el fútbol. Al igual que a los jugadores, a los aurigas también se les aclamaba, pero en especial a los caballos que tiraban de los carros, quienes eran más protagonistas e incluso conocemos casos en los que los animales eran más venerados que el propio auriga.

Según el estilo romano los equipos o factiones de aurigas estaban formados por los diferentes grupos sociales existentes en la época por lo que adquirían un carácter político. Estos equipos tenían un gran apoyo por parte de los espectadores, lo que en ocasiones provocaba disturbios entre los seguidores de los diferentes equipos.

En cuanto a las carreras propiamente dichas, llamadas también missus, sabemos que existía un número de vueltas a completar alrededor de la spina para poder proclamarse ganador y, en numerosas ocasiones unos aurigas saboteaban a otros en plena carrera, o bien azotando a los caballos contrarios o chocando los carros. Estas carreras se volvían violentas y a menudo se producían graves accidentes. 

Este espectáculo se ha convertido en un instrumento tanto para la literatura como para el cine de acción, histórico e incluso bélico. Como referencias literarias cabe destacar Circo Máximo de Santiago Posteguillo.

Tuvo gran acogida en el cine en 1959 la película titulada Ben-Hur donde se muestra claramente lo que sería una verdadera carrera de carros y caballos en la Antigua Roma. Está ambientada en la provincia de Judea en tiempos del emperador Tiberio. No podemos decir que esta tradición se haya perdido a día de hoy ya que se hacen continuas referencias y adaptaciones ya sea en cine o en un registro escrito.

El director de cine George Lucas, director de sagas tan conocidas como Star Wars o Indiana Jones afirmó haberse inspirado en la Antigua Roma y Ben-Hur para la creación de una escena de la película Star Wars I: La amenaza fantasma. Así, las carreras de vainas que se muestran en esta película fueron basadas en las carreras de cuadrigas de Ben-Hur. Esta no es la única adaptación de George Lucas sobre el cine bélico y de acción sino que en otras de sus películas ha realizado homenajes a trabajos como Salvar al soldado Ryan e incluso afirmó haberse inspirado en el cine de acción de los años 50 y 60.

Esta entrada ha sido realizada por Ana Belén García Bonillo (@anabgarcia20 en Twitter)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada